Noticias y Actividades

Dietas y alimentación saludable

Universidad Viña del Mar
11 de octubre de 2018

Para poder llevar una alimentación balanceada y que nos ayude en la pérdida de peso para prepararnos para el verano es necesario seguir algunas indicaciones entregadas por la nutricionista Carolina De La Rosa, docente UVM.


La obesidad es un problema de salud creciente e importante a nivel mundial y al acercarse el verano en los medios y redes sociales se multiplican las recetas para perder peso de forma rápida y efectiva.

Lamentablemente estas “dietas de moda” muchas veces no son realizadas por profesionales competentes que se encuentran capacitados para prescribir una alimentación que lleve a la pérdida de peso sin generar daños a la salud.

“Una alimentación balanceada e hipocalórica no es sinónimo de pasar hambre, es importante consumir de todos los tipos de alimentos, ya que todos estos son necesario para mantener una adecuada Nutrición y asegurar el consumo mínimo de hidratos de carbono, proteínas, grasas, agua, fibra, vitaminas y minerales que nuestro organismo necesita” comentó Carolina De La Rosa, docente de la Carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad Viña del Mar (UVM).

Para poder llevar una alimentación balanceada y que nos ayude en la pérdida de peso para prepararnos para el verano es necesario seguir algunas indicaciones, la especialista nos entrega una sería de tips nutricionales:

  • Olvídate de las bebidas azucaradas y dulces.
  • Evita el consumo de bebidas isotónicas o energéticas
  • Consume al menos 3 litros de agua al día
  • Si no te gusta el agua prueba con aguas saborizadas, solo añade algunas rodajas de limón, pepino, frutillas o naranja y unas gotas de endulzante y tendrás un reemplazo de una bebida azucarada, solo que baja en calorías y muy hidratante.
  • Consume al menos tres frutas durante el día (Sandías, melones, ciruelas, peras, cerezas, son alimentos bajos en calorías, y te aportan agua, vitaminas, minerales).
  • Evita las ensaladas preparadas, algunas ensaladas pueden llegar a aportar entre 500 y 1.000 calorías por ración. La causa está en que se hacen con ingredientes muy calóricos, especialmente las salsa o aderezos.
  • Consume sopas frías: Las sopas o cremas no son solo para el invierno, durante el verano puedes consumir sopas frías conocidas como gazpacho. El gazpacho es de origen español y es un alimento perfecto para el verano que reúne en un plato ligero: agua, vitaminas, minerales, fibra. Puedes prepararlo con tomate y pepino, yogur, apio, zanahoria, manzana y almendras, melón o la combinación que te guste.
  • Siempre come ensaladas: No te dejes llevar por la rutina y olvídate solo de la lechuga, las ensaladas pueden tener distintos tipos de alimentos incluso legumbres, prueba ensaladas con garbanzos, soya o lentejas y añádele frías a la ensalada para y disfrutar de su riqueza en fibra, proteína vegetal e hidratos de carbono.
  • No te olvides del desayuno: En el verano y al despertarnos más tarde es fácil salir de casa sin desayunar, pero recuerda que todos los estudios médicos demuestran que las personas que desayunan bien cada día tienen menos probabilidades de subir de peso. Si te cuesta desayunar, hazte batidos de fruta con yogur y guárdalos en la nevera para tener fresquitos cuando te levantas.
Más información sobre la Carrera de Nutrición y Dietética UVM 

Agua Santa 7055, sector Rodelillo, Viña del Mar. Políticas de Privacidad