Universidad Viña del Mar

Noticias y Actividades

Siguiendo el legado de Arturo Prat

Columna de opinión de Aldo Cuevas Alé, coordinador jornada vespertina Carrera de Derecho de la Universidad Viña del Mar, publicada en Diario El Observador.

VIÑA DEL MAR | 28 de mayo de 2021
Siguiendo el legado de Arturo Prat

Como bien sabemos, la vida del capitán de corbeta Arturo Prat Chacón está marcada en gran medida por su dimensión profesional. Específicamente, por su destacada carrera naval, que concluye con el heroico combate de Iquique, pero no obstante a ello, en su vida también hubo lugar para el desarrollo de otras áreas, entre ellas las del estudio y ejercicio del Derecho.

Fue en el 1870 que Arturo Prat decide iniciar a sus estudios de Derecho, sabiendo desde ya que esta decisión le implicaría una serie de esfuerzos, privaciones y sacrificios, todos ellos aceptados en post del objetivo final, convertirse en el primer marino en ser abogado de la república.

Esto implicó que sus estudios debiera realizarlos a distancia y en la jornada vespertina,  a fin de compatibilizar sus estudios con sus deberes de marino, en medio de las exigencias de la profesión naval y de las duras condiciones de la navegación en pleno siglo XIX, siendo las embarcaciones sus aulas de clases. Con esto, Prat nos mostraba una vez más su gran determinación y su fuerte ímpetu, aceptando llevar adelante estos estudios en condiciones tan difíciles.

Esta situación resulta del todo conocida por los estudiantes de la carrera de Derecho, especialmente por aquellos que adscriben a la modalidad vespertina, quienes tienen como características el ser profesionales, trabajadores, padres y madres de familia que intentan transitar con mucho esfuerzo este camino para lograr este sueño, tal como hace más de 150 años lo realizó Arturo Prat.

Es así como los estudiantes vespertinos coinciden con el héroe de Iquique, en la determinación inquebrantable de cumplir con su meta y con la meta de sus familias, con aceptar con agrado este camino difícil de ser estudiantes y trabajadores a la vez, de ser estudiosos del Derecho y madre o padres de familia, de hacer coincidir y hacer convivir de manera armoniosa sus obligaciones estudiantiles con los otros ámbitos de la vida.

¡Que el legado dejado por Prat- como héroe y estudiante- sirva de inspiración para transitar y concluir los estudios que han escogido, con mayor razón cuando estos son en horario vespertino, tal como él lo escogió!

Revise la publicación en Diario El Observador AQUÍ