Universidad Viña del Mar

Noticias y Actividades

Plan de Líderes UVM 2021 contó con participación de reconocido médico intensivista del Hospital Clínico PUC

El Dr. Glenn Hernández conversó con estudiantes de la Escuela de Ciencias de la Salud contando sus experiencias personales y laborales.

VIÑA DEL MAR | 19 de julio de 2021
Plan de Líderes UVM 2021 contó con participación de reconocido médico intensivista del Hospital Clínico PUC

El pasado miércoles 14 de julio, se vivió la penúltima jornada de ‘Líderes UVM 2021’ actividad enmarcada en el Programa Plan de Líderes organizado por la Universidad Viña del Mar, a través de la Unidad de Relacionamiento y Vida Estudiantil, la cual estuvo destinada a alumnos y académicos de la Escuela de Ciencias de la Salud UVM.

La cita convocó al doctor Glenn Hernández, quien es médico Cirujano y especialista en Medicina Interna de la Universidad de Valparaíso, reconocido como maestro de la Medicina Intensiva por la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva y actualmente se desempeña como médico intensivista de la Unidad de Pacientes Críticos del Hospital Clínico de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Hernández también es poeta y cuenta con dos publicaciones (La Estepa Invernal y Cuadernos de Ismael), la jornada la comenzó con el relato sobre su niñez y juventud vivida en la Región de Valparaíso y de cómo diversas circunstancias lo llevaron a estudiar medicina, a pesar de que él quería ser periodista y había estudiado su enseñanza media en el plan 100% humanista.

“Yo quería ser Hemingway, Saint-Exupéry ese era mi sueño, siempre fui un poco de investigar nuevas realidades, sentía que la experiencia humana era bastante hermosa. Salimos con mi hermano juntos del colegio, él quería estudiar medicina. Tras la prueba yo marqué medicina primero, segundo derecho y tercero periodismo. Entré a medicina y odié los dos primeros años, porque no veía pacientes, veía asignaturas, pero nada más lejos del ser humano. Cuando llegué a tercer año por primera vez vi a un paciente y para mí fue impresionante, la fascinación de ver a un ser humano, era lo que yo soñaba”, confidenció Hernández.

Siguiendo con su relato el invitado a la jornada de liderazgo UVM contó cómo eligió su especialidad “empecé con medicina interna, pero cuando me faltaban tres meses para recibirme, yo estaba en la sala de medicina como interno y un profesor me pidió llevar una radiografía a la unidad de cuidados intensivos, yo nunca había ido ahí, entré con susto y me enfrenté a un espacio vacío, luego camas y pacientes con ventilador y a un lado 6 a 7 personas haciendo masaje cardíaco, tratando de resucitar a un paciente, me quedé paralizado. Luego de mucho movimiento dieron por muerto al paciente y ellos se empezaron a ir, me quedé parado mirando a ese ser humano, ahí solo, vi el drama humano. Me fascinó este mundo. Dije quiero ser intensivista”.

Hernández también agregó que uno de sus caminos a seguir era investigar, para ello escribió una carta a un investigador en Minnesota y tras el contacto viajó y estuvo con él 6 meses, “en ese tiempo no había becas en cuidados intensivos, luego me llamaron de Santiago para formar cuidados intensivos en la UC en el año 93 junto a otros 3 compañeros, acepté inmediatamente. Luego empezamos crecer y tomar prestigio”, relató el expositor.

Tras pasar por otras áreas de la medicina, Hernández junto a sus compañeros empezaron a crear escuela, luego armaron una beca de medicina intensiva (año 98), que ya tiene como 100 egresados. “Cuando llegó el Covid, yo diría que el 80% de los médicos que trataron esta enfermedad eran becados nuestros o ex becados en la Universidad de Chile, donde sus jefes fueron becados nuestros, finalmente hicimos escuela, hemos trabajado en red y ellos han hecho un trabajo maravilloso”, indicó Glenn Hernández.

Al finalizar su relato y antes de las numerosas preguntas formuladas por los estudiantes, el médico nombró uno de sus trabajos más importantes, ‘Andromeda-Shock’, pionero de la nueva era de manejo de shock séptico.

Leonardo Olmos, jefe de la Unidad de Relacionamiento y Vida Estudiantil comentó, “nuestra casa de estudios, además de tener una responsabilidad en la formación profesional de nuestros estudiantes, también la tiene con nuestra sociedad. El sello UVM que debemos plasmar en nuestros estudiantes debe caracterizarse por formar personas integrales, que sean capaces de dar valor a sus entornos y que sean un aporte a sus comunidades. Esta iniciativa, busca entregarles herramientas que fortalezcan sus habilidades de liderazgo y que los movilice a un rol activo en la sociedad”.