Noticias y Actividades

Mi experiencia en UVM: Evelyn González Hernández

Universidad Viña del Mar
12 de junio de 2019

La mexicana que quedó maravillada con la universidad y el país.


¡Hola! Mi nombre es Evelyn González Hernández, soy de Delicias, Chihuahua, México. Vengo de la Universidad Autónoma de Chihuahua donde estudio Licenciatura en Nutrición. Actualmente curso mi semestre de intercambio en la Universidad Viña del Mar, en Chile.

Elegí este país porque tenía una gran inquietud por conocerlo y llenarme de él en todos los aspectos posibles; conocer su sistema de salud, de estudio, su cultura, su gente y sus alrededores.

La Universidad Viña del Mar (UVM) me ofrecía un plan de estudio a convalidar en México y encontré en ella una oportunidad muy grande de crecer como estudiante y futura profesional. Además, la UVM cuenta con el Club Internacional UVM, el cual es un espacio donde haces amigos de todo el mundo, tienes la oportunidad de conocer sus culturas y claro siempre salir de «carrete», que eso acá no falta ni un día. Siempre hablo de que mi experiencia acá no hubiera sido la misma sin el club. Ahí conocí a mis mejores amigos con los cuales he creado los mejores recuerdos y he tenido las mejores experiencias. Debo aplaudir y felicitar por su trabajo al departamento de servicios internacionales, especialmente a Carlos Torres, por el apoyo y dedicación a nosotros los extranjeros. Optar por este país y universidad fue una decisión muy sencilla y no sólo eso, fue y seguirá siendo la mejor de mi vida.

Chile es un país increíble, te sorprende su naturaleza, su arte y la magia que tiene cada uno de los lugares que visitas. No necesitas recorrer muchos kilómetros para maravillarte con su diversidad de paisajes. Viña es la ciudad ideal, es hermosa, no es muy grande ni muy pequeña, tiene un veloz transporte público, es muy segura y me encanta la idea de vivir cerca del mar, además de que me ha regalado los mejores atardeceres. Su gente es muy amable y busca que te sientas en casa. Me llama mucho la atención que son muy patriotas y también muy conscientes con el cuidado del medio ambiente, definitivamente he aprendido mucho de ellos. Incluso aprendí a hablar chileno.

He vivido cosas increíbles acá, desde tener la oportunidad de hacer mis primeras pasantías clínicas, viajar de madrugada en una micro de Valparaíso después de bailar, y bailar en los tres pisos de la disco, hasta hacer un trekking de 28 km en el segundo parque nacional más visitado del país. ¡Hay tantas anécdotas que nunca terminaría!

No te pierdas la oportunidad de vivir esta experiencia al 100%. Decídete a disfrutar cada día y todo lo que venga con él. ¡Ven de intercambio a la UVM!

Agua Santa 7055, sector Rodelillo, Viña del Mar. Políticas de Privacidad