Universidad Viña del Mar

Noticias y Actividades

Mi experiencia en UVM: Andrea De Luna Espinoza

Estudiante mexicana comenta su experiencia vivida en el país.

VIÑA DEL MAR | 28 de mayo de 2019
Mi experiencia en UVM: Andrea De Luna Espinoza

Me llamo Andrea De Luna Espinoza, soy mexicana, originaria del estado de Aguascalientes. Curso la Licenciatura en Nutrición en la Universidad Autónoma de Aguascalientes, y actualmente en la Universidad Viña del Mar (UVM), estoy cursando la carrera de Nutrición y Dietética de la Escuela de Ciencias de la Salud.

Elegí venir a Chile porque es un país excelente y hermoso para viajar y para poder experimentar el cultural que se da entre distintos países, además de la oferta académica de la UVM. Esto me convenció totalmente para tomar esta oportunidad de estudiar y vivir esta nueva experiencia. La UVM me ha brindado total apoyo durante mi estancia en Chile y agradezco que exista tal atención con sus estudiantes de intercambio, ya que en un momento puede ser difícil estar en un país nuevo donde se presentan desafíos desconocidos.

Andrea De Luna Espinoza

Chile para mí…

Lo que me gusta de Chile es que, a cualquier lado que vayas, no dejas de asombrarte con lo increíble de sus lugares y paisajes. Siempre hay algo nuevo por descubrir en este lindo país, y siento que cada día es una aventura diferente el poder conocer la cultura, la gente, las costumbres, la comida, hasta adaptarse incluso a nuevos modismos, aunque compartamos el mismo idioma. Cachai, po?

Y qué puedo decir de Viña del Mar. Es una ciudad que encuentro maravillosa en donde me encanta vivir. Se adapta perfecto a la vida que un estudiante busca durante su intercambio porque te permite conocer personas nuevas, conocer lugares hermosos y, sobre todo, que siempre podrás disfrutar de vistas espectaculares, con su mar y con sus atardeceres que te vuelan la cabeza, porque sinceramente para mi no hay otra palabra que describa la sensación de apreciar cómo se pinta el cielo todos los días en Viña del Mar.

Mi estancia en Chile ha sido y continúa siendo lo más increíble que he vivido, y espero que muchos más estudiantes que busquen realizar un intercambio lo hagan en la UVM.