Universidad Viña del Mar

Noticias y Actividades

Escuela de Cs. de la Salud UVM amplía sus vínculos hasta la Región de Magallanes

Gracias a un convenio de colaboración con el Centro de Rehabilitación Cruz del Sur, institución que recibirá a estudiantes en práctica profesional de diferentes carreras.

VIÑA DEL MAR | 28 de julio de 2021
Escuela de Cs. de la Salud UVM amplía sus vínculos hasta la Región de Magallanes

A fines del año 2020, la Escuela de Ciencias de la Salud de esta casa de estudios en el marco de su plan estratégico de vinculación con el medio invitó al director y fundador del Centro de Rehabilitación Cruz del Sur, el kinesiólogo Asterio Andrade Gallado, al ser parte del Comité Asesor Externo de dicha Escuela UVM.

Gracias a las gestiones y al trabajo realizado por parte de la Escuela de Ciencias de la Salud de esta casa de estudios, esta invitación generó un convenio de colaboración el que establece dentro de sus principales objetivos fortalecer la vinculación con el territorio local; gestionar las condiciones necesarias para que sus estudiantes puedan realizar experiencias formativas, prácticas clínicas e internados profesionales en diversas instituciones y dependencias de carácter público y privado, de acuerdo con sus requerimientos curriculares y las necesidades de formación profesional.

Para la directora de Escuela UVM, Lipsye Pedemonte, este convenio docente busca generar un campo de formación asistencial y clínico, con el fin de disponer de condiciones materiales para el desarrollo de las actividades de enseñanza de pregrado y postgrado, especialmente relativas a la práctica curricular, profesional o internado profesional de sus estudiantes.

En este sentido, la jefa de Simulación Clínica de la Escuela de Cs. de la Salud UVM, Paulina Tenore Venegas, visitó el Centro de Rehabilitación ubicado en la Región de Magallanes, sede Punta Arenas, para fortalecer las alianzas entre ambas instituciones, indicando que “el Centro cuenta con tecnología innovadora y de primer nivel, sin duda el afianzar las relaciones con dicha institución es una excelente oportunidad para nuestra Escuela considerando que recibirá estudiantes en práctica profesional de diferentes carreras así como también generar oportunidades de proyectos de investigación en conjunto”, sostuvo.

Por su parte, el director del Centro de Rehabilitación Cruz del Sur, Dr. Asterio Andrade Gallardo, comenta que “esta organización fue creada hace 35 años en la Patagonia chilena y se construye desde el espíritu de la comunidad y como una región distante es capaz de resolver los temas que aquejan a su gente, que en este caso en particular,  eran los niños y niñas en situación de discapacidad, entendiendo además que debíamos generar un espacio amplio que incorporara una visión biopsicosocial de los requerimientos de las personas como también considerando nuestro acervo cultural”.

Andrade agrega que “hoy somos una organización con presencia  en prácticamente todo Magallanes, atendemos no solo a niños y niñas, sino a todos los grupos etarios en total gratuidad  y que junto al desarrollo organizacional y el incremento de cobertura- más de tres mil personas mensualmente- asumimos que nuestro rol no era solo con nuestros pacientes y sus grupos familiares, sino también con nuestra comunidad,  nacen así las ganas de incorporar otras áreas de desarrollo, como la unidad de investigación, capaz de generar conocimiento que ayude a resolver los requerimientos de nuestra gente y asociado a ello la docencia, asumiendo que el futuro de las personas en situación de discapacidad también pasa por contar con profesionales de las más diversas áreas del saber humano que conozcan y entiendan como generamos una sociedad  inclusiva que permita entre todos resolver nuestros requerimientos individuales como colectivos”.

Además, añade que “hoy contamos con alumnos de las más diversas disciplinas, como ingenierías, pedagogías, kinesiología, enfermería, fonoaudiología, terapia ocupacional, medicina, servicio social, psicología, entre otras, tanto de universidades nacionales como extranjeras. Por tanto, el poder contar con un nuevo convenio con una casa de estudios como es la Universidad de Viña del Mar es un nuevo desafío para la organización, implica compartir nuevas miradas, aprender y crecer en conjunto. Los futuros alumnos y alumnas que realicen pasantías en alguno de nuestros centros podrán compartir con nuestros profesionales y usuarios, conocer nuestra región y su gente y nosotros enriquecernos de las miradas nuevas de la gente joven, como de los saberes de sus docentes, así entre todos construimos un mejor país”, puntualizó.