Universidad Viña del Mar

Noticias y Actividades

Docente de la carrera de Medio Ambiente y Recursos Naturales expuso en seminario virtual de la CECADES

Evento a nivel nacional que convocó a más de un centenar de personas.

VIÑA DEL MAR | 15 de octubre de 2020
Docente de la carrera de Medio Ambiente y Recursos Naturales expuso en seminario virtual de la CECADES

Durante la semana pasada a nivel nacional se llevó a cabo el Seminario Virtual de la Confederación de Estudiantes de las Ciencias Ambientales de la Educación Superior (CECADES), donde diversos académicos fueron invitados a exponer sobre alguna de las temáticas identificadas como gravitantes para el desarrollo profesional de los estudiantes de ciencias ambientales del país entre los que se encuentra manejo de recursos hídricos, sustentabilidad y código de agua.

El académico de la carrera de Ingeniería en Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Universidad Viña del Mar (UVM), Luis Figueroa, participó de dicho evento y analizó a Chile en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) refiriéndose al cumplimiento de éstos, los problemas y lo que bloquea al país en estas materias.

“El 2° informe voluntario de la implementación de la agenda 2030 que entregó el Estado de Chile a la Organización de Naciones Unidas en mayo del año pasado se evidenció que a pesar de que han pasado 5 años de la implementación de la agenda a nivel mundial, nuestro país ha avanzado poco o casi nada en el cumplimiento de estos objetivos, según lo reportado en el 2019. Por ejemplo, de los 244 indicadores identificados para ver el avance real de los ODS a nivel nacional, 134 cuentan con metodologías nacionales como internacionales para evidenciar el avance, pero 110 aun no tienen indicadores”.

Figueroa, quien además es Director del Programa de Investigación “Laboratorio de Estudios Ecosistémicos” de la Escuela de Ingeniería y Negocios de la misma casa de estudios precisó que “destacan tres objetivos que cuentan con un avance cercano o superior al 80% de métodos para poder medir el avance, los cuales son objetivo 13 sobre acción climática con un 88%, el objetivo 8 sobre el trabajo decente y crecimiento que alcanza un 82% y objetivo 1 que corresponde a la pobreza y que cuenta con un 79%. Por otra parte, los que cuentan con un menor avance en relación con los métodos, son los objetivos 15 que aborda la vida en ecosistemas terrestres que sólo llega al 14%, el objetivo 10 que se refiere a la reducción de la desigualdad con un 27% y el objetivo 17 de alianzas para el logro con un 32%”.

El docente UVM agrega que “en relación con el análisis de los indicadores informados para el periodo 2018 y 2019 se manifiesta una inexistencia de información, salvo en algunos indicadores muy específicos. Lo interesante de todo es que a pesar de estos magros resultados evidenciados por Chile, nuestro país es el que más ha avanzado en la región latinoamericana, indicándose que al 2019, la región ha tenido un avance de 1.09% en el cumplimiento de los objetivos y, por consiguiente, de seguir en ese ritmo se podría llegar al cumplimiento de la agenda recién en los próximos 50 años”.

El experto añade que “esto demuestra que no es un problema local solamente, sino que más bien es un problema regional y citando- a W. Rees de la Universidad de Columbia Británica en Canadá- parece ser que estamos como sociedad ´sumidos en un pantano de disonancia cognitiva y negación colectiva aparentemente dedicada a mantener el status quo, en pos de una civilización global, altamente compleja y dependiente del desarrollo, basado en el crecimiento económico´”.

El profesor universitario comenta que en el seminario se presentaron diversos conceptos con ejemplos locales, éstos sobre la importancia de considerar la sostenibilidad social y la existencia de sistemas socio-ecológicos complejos como eje para el logro de los ODS a nivel nacional y mundial, poniendo énfasis en la importancia que la biodiversidad tiene, no sólo para las economías, sino que para la sobrevivencia de la raza humana en el planeta.

“Se hizo énfasis en la necesidad de realizar cambios profundos, ya no en aspectos relacionados a la gobernabilidad, sino que incluso a nivel personal, pues según diversos autores los cambios conductuales pueden ser el camino más rápido al éxito, ya que se repiten como ´memes´ en las sociedades y pueden demorar menos en ser asimilados por la gente, tal como se ha evidenciado en los últimos 50 años de búsqueda del desarrollo sostenible.”.