Noticias y Actividades

Columna de Opini贸n sobre resultados evaluaci贸n 2020 de la Agencia de Calidad en la educaci贸n chilena

Columna de Opini贸n sobre resultados evaluaci贸n 2020 de la Agencia de Calidad en la educaci贸n chilena

"Diagn贸stico Integral de Aprendizaje: 驴Un terremoto educacional o una oportunidad para gestionar un curr铆culo menos escolarizante?" por la Dra. Marcela Lara Catal谩n, directora de la Escuela de Educaci贸n de la Universidad Vi帽a del Mar, publicada en diario El Observador.

Vi帽a del Mar 31 de mayo de 2021

Los recientes resultados dados a conocer por el Mineduc sobre la evaluaci贸n aplicada por la Agencia de la Calidad no hacen m谩s que ratificar lo que se sabe respecto a las brechas de aprendizaje de los estudiantes chilenos. El Diagn贸stico Integral de Aprendizajes (DIA), dispositivo que evalu贸 las 谩reas socioemocionales, lectura y matem谩tica en estudiantes de segundo b谩sico a tercero medio, muestra la realidad educativa que se viene dando hace ya largo tiempo en el sistema. Esto es, los estudiantes de establecimientos particulares pagados obtienen mejores resultados acad茅micos que los estudiantes de establecimientos p煤blicos y subvencionados.

Ello no deber铆a sorprendernos si se analiza a partir de los resultados hist贸ricos en las mediciones nacionales, ni tampoco a la luz del efecto esperado de la educaci贸n en pandemia. Pese al valorado esfuerzo de los profesores y profesoras del sistema y de las familias de los estudiantes por orientar y gestionar los procesos formativos en condiciones heterog茅neas y en algunos casos muy precarias, no se dispone de metodolog铆as validadas para atender una educaci贸n en l铆nea masificada. Luego -y lo que requiere a煤n m谩s estudio- es la priorizaci贸n curricular definida a nivel ministerial, que siendo una medida bien intencionada, no facilit贸 la posibilidad de reorientar el curr铆culo nacional hacia aquellos aspectos m谩s contextuales y relevantes de aprender en tiempos de complejidades.

La metodolog铆a evaluativa empleada en este diagn贸stico muestra esta mirada cl谩sica de observar los aprendizajes de los estudiantes, sin hacer las necesarias adecuaciones que los tiempos demandan a la educaci贸n actual y que se proyectan en futuros escenarios.

Sin duda es muy probable que otro tipo de enfoque pueda rescatar aprendizajes m谩s contextuales, din谩micos y situados en las experiencias reales vividas por nuestros ni帽os, ni帽as y adolescentes. Con ello es dif铆cil asegurar con demasiada certeza que no han aprendido nada o poco, quiz谩s lo m谩s cercano es se帽alar que han acumulado otros saberes que la instituci贸n escolar a煤n no ha podido reconocer.

Lo anterior debe movilizar el sistema escolar en orden a definitivamente repensar y reorientar el foco de la escuela como instancia favorecedora de aprendizajes en etapas tan cruciales como es la escolar, integrando todo lo que hemos aprendido como efecto de esta crisis mundial. La discusi贸n actual no debe centrarse en los resultados evidenciados en pandemia y desde antes de ella, sino m谩s bien en c贸mo nos proyectamos como sociedad desde una nueva forma de educar (nos).

El verdadero 鈥榯erremoto y sus r茅plicas鈥 debe ser observado como una gran oportunidad que ofrece la pandemia para gestionar un curr铆culo menos escolarizante y m谩s potenciador de ciudadan铆a, que facilite tambi茅n una nueva forma de evaluar los aprendizajes.

Revise la publicaci贸n en Diario El Observador AQU脥