Universidad Viña del Mar

Noticias y Actividades

Columna de Opinión: «Emprendimiento asociativo en San Antonio»

Luis García Hernández, jefe de carrera Administración de Negocios Turísticos y Hoteleros, Universidad Viña del Mar.

VIÑA DEL MAR | 11 de noviembre de 2019
Columna de Opinión: «Emprendimiento asociativo en San Antonio»

La comuna de San Antonio, por intermedio de su municipio, definió para su estrategia de desarrollo económico potenciar el emprendimiento e innovación, mediante espacios para proyectos e iniciativas que generen un beneficio para el territorio y sus habitantes. Desde esta perspectiva, la Universidad Viña del Mar, escuelas de Ingeniería y Negocios y Arquitectura y Diseño, en conjunto con la municipalidad y la Fundación de Desarrollo San Antonio Siglo XXI, ha trabajado por tres años el programa emprendimientos sociales. Esta iniciativa apoya a organizaciones sociales y emprendedores de la comuna en el desarrollo de proyectos de negocio desde la construcción de la idea, la planificación comercial, el desarrollo y mejora del producto o servicio y, finalmente, la puesta en marcha.

Luis García, jefe de la carrera de Administración y Negocios Turísticos y Hoteleros.

Este trabajo conjunto, en el que participan estudiantes, profesores, y beneficiarios(as),  ha permitido socializar el emprendimiento como un eje de crecimiento económico social y entregar confianzas a familias 0que ven en estos nuevos negocios un sustento y motivación para
mejorar su calidad de vida.

Otro de los espacios claves a los que apunta, este trabajo tiene relación con el arraigo territorial, dándole a los productos y servicios una fuerte conexión entre la economía y la identidad local de la comuna. Sentir el orgullo de la comuna y ponerla en valor dentro de los productos y servicios que ofrecen estos nuevos emprendedores.

Este año 2019, el programa “emprendimientos sociales” está en su tercer año de ejecución, trabajando fortuitamente sólo con mujeres, quienes se encuentran elaborando su idea de negocio para hacerla realidad y generar un ingreso que aporta al crecimiento social y familiar.

Dado los resultados obtenidos esta iniciativa podrá mantenerse en los años. Hoy vale la pena incentivar a más organizaciones y personas que quieran mejorar su calidad de vida y, de paso, dar valor a su territorio.