Universidad Viña del Mar

Noticias y Actividades

Columna de Opinión: Avanzando hacia ciudades más inclusivas

Dr. César Cáceres S. Geógrafo, Doctor en Desarrollo Urbano de la Universidad Viña del Mar

VIÑA DEL MAR | 4 de julio de 2019
Columna de Opinión: Avanzando hacia ciudades más inclusivas

La encuesta de calidad de vida urbana del Ministerio de Vivienda y Urbanismo se ha constituido en un barómetro de la vida en nuestras ciudades. En su versión 2018 esta encuesta muestra una alta evaluación de la comunidad hacia sus barrios, precisando que el uso de plazas y parques está directamente asociado a la cercanía con el habitante.

En este sentido, uno de los desafíos de las ciudades de la región de Valparaíso es enfrentar la disímil calidad de equipamiento recreativo-deportivo-cultural entre áreas residenciales. Utilizamos poco plazas y parques no porque preferimos encerrarnos en malls sino porque no siempre encontramos espacios públicos, deportivos y culturales de calidad a distancias caminables desde de nuestras casas. Esto más que una discusión de diseño urbano es un asunto de política social porque lo que el barrio ofrece en términos de equipamiento y servicios tiene directa influencia en calidad de vida y disminución de inequidades sociales. Un barrio mal equipado puede amplificar o disminuir situaciones de inequidad dadas por el ingreso, educación o capital cultural de la familia.

Dr. César Cáceres S.

Recientemente, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo ha presentado un sistema de indicadores de calidad de vida que buscan monitorear a nivel comunal aspectos asociados a distancia a servicios, paraderos, áreas verdes, entre otras variables. Estos instrumentos permitirán conocer de menor forma como se está configurando la ciudad y sus barrios. Celebrando estas medidas, cabe repensar cómo aseguramos que los municipios cuenten con recursos frescos para viabilizar planes de inversión que asegure, por ejemplo, una red de parques, multicanchas o bibliotecas públicas a nivel barrial. Asimismo, es preciso reflexionar acerca de cómo la academia aporta en este asunto, es por ello que es oportuno hacer un alto para mencionar la metodología de identificación de desiertos urbanos (MIDU) que nuestra universidad ha diseñado y que consiste en una herramienta matemático-territorial modelada dentro de un sistema de información geográfico urbano la cual permite identificar con precisión qué áreas de la ciudad muestran niveles deficitarios y aceptables de accesibilidad a equipamiento.

MIDU está a disposición del territorio porque si como país queremos avanzar hacia ciudades más inclusivas, debemos partir por reconocer el rol que juega el barrio en esta apuesta. Para que Chile sea un país inclusivo no basta sólo políticas sectoriales, sino que debemos repensar nuestras ciudades y barrios como la condición esencial para disminuir la brecha social.