Noticias y Actividades

Centro de Prácticas Sociales (CEPS): atención presencial y sin filas

Centro de Prácticas Sociales (CEPS): atención presencial y sin filas

Durante el año 2020, y en plena pandemia, el centro de la Escuela de Ciencias Jurídicas y Sociales UVM, realizó más de 900 sesiones de psicoterapia gratuitas a la comunidad. 

Viña del Mar 21 de octubre de 2021

La pandemia por COVID-19 significó para la mayoría de las instituciones que realizan atención de público rediseñar sus sistemas de gestión, para poder respetar los protocolos de distanciamiento físico enmarcados en las indicaciones de la autoridad sanitaria.  El Centro de Prácticas Sociales de la Universidad Viña del Mar (UVM), también requirió el uso de espacios más amplios, con disponibilidad permanente de mascarillas, alcohol gel y sanitización, pero tuvo como su fortaleza, un modelo de atención que tradicionalmente se caracterizó por no generar filas ni aglomeraciones en salas de espera.

Así fue posible que, durante el año 2020, apenas ingresada la comuna de Viña del Mar a Fase 2 en el Plan Paso a Paso, en el mes de octubre, se retomaran las atenciones presenciales en la carrera de Psicología, realizándose más de 900 sesiones de psicoterapia gratuitas a la comunidad.

Estas atenciones estuvieron a cargo de estudiantes de quinto año, supervisados por docentes con amplia experiencia en el ámbito clínico.  Las personas tuvieron una cita semanal en un horario permanente, de manera que al llegar al recinto pasaban inmediatamente después de la aplicación de la encuesta de salud y la toma de temperatura a la sala de atención.  La organización del sistema de atención y el respeto de los protocolos sanitarios por parte de usuarios, estudiantes, docentes y apoyo administrativo y logístico, permitió que todo el trabajo se realizara de manera exitosa, y sin que se registrara ningún contagio.

También se entregó a estudiantes que así lo prefirieran, la posibilidad de retomar sus actividades presenciales este año, dado que el regreso resultaba complejo para algunas familias alejadas de la región o con situaciones de salud o crianza que requerían mayor resguardo.

Giselle Vasconcelo, quien proviene de la Región de Atacama, señaló que luego de pasar mucho tiempo en clases virtuales le generaba mucha inquietud el retorno, “sin embargo, el proceso fue seguro y enriquecedor, la comunicación con mi supervisora y compañeros mucho más fluida e inmediata…la experiencia de la sala espejo, tanto protagonizarla como ser testigo, resultó ser invaluable y detallada.  Luego, las supervisiones semanales en la sede de Recreo me hicieron sentir empoderada; eso me ayudó a expresar mejor mis ideas y obtener retroalimentaciones más profundas, lo que se reflejó en la atención a mi paciente”.

En 2021 se sumó a la presencialidad la carrera de Trabajo Social, que durante 2020 funcionó en modalidad mixta, y Derecho habilitó también el espacio para quienes no pudieran acceder a la asesoría jurídica de manera remota.  De esta forma, el CEPS continúa cumpliendo con su labor de aportar a la formación académica y ser un apoyo para la comunidad, respondiendo a las instituciones en convenio que derivan permanentemente personas que requieren atención en el área social, jurídica y psicológica.

Patricia Gallardo, la secretaria que realiza las citaciones a las personas que se atienden y recibe los comentarios acerca del apoyo entregado, comentó que la opción por la presencialidad generó un doble beneficio, “fue tomada de muy buena manera por la comunidad, manifestando que la atención presencial ha traído muchos beneficios para ellos, donde se les ha entregado una contención terapéutica generando un clima de confianza e intimidad que la virtualidad no permite, además, cumpliendo con el compromiso hacia los estudiantes en su proceso formativo”.