Noticias y Actividades

Estudiante UVM es la única chilena en Foro de Negocios de Sudamérica

Universidad Viña del Mar
29 de mayo de 2017

“Aprendamos a cocinar una sociedad”. Ésa es la propuesta que Carolina Cruz Arancibia (21 años), estudiante de tercer año de psicología de la Universidad Viña del Mar, envió a los organizadores del South American Business Forum (SABF) y que le permitirá convertirse en la única chilena participante en su decimotercera edición.

Evento anual de 3 días que se realiza en Buenos Aires y al que cada año asisten 100 estudiantes universitarios de todo el mundo –seleccionados de aproximadamente 15.000 postulantes- junto a 40 personeros del ámbito académico, político y empresarial. ¿El objetivo? Contribuir al desarrollo sostenible de la región y del mundo a través del diálogo y la interacción entre estos dos grupos participantes, los líderes actuales y futuros.

Y justamente fue el liderazgo que le inculcaron sus padres el que la llevo a postular. “Mis papás nos enseñaron” –a Carolina y sus dos hermanas- “a ser líderes positivos, a ser la voz de quienes no se atreven, a impulsar a los demás”, explica la futura psicóloga.

¿Por qué escrito en forma de receta? “Porque tenía que ser dinámico, distinto al lenguaje académico que se maneja siempre, fácil de entender. El día que comencé a escribirlo estaba cocinando con mi mamá y ahí fue que se me ocurrió”, cuenta.

La receta

“Encontrar un propósito compartido” es el tema central del SABF de este año, el cual podía ser abordado desde distintas miradas. Desde la perspectiva de la deconstrucción de la identidad, Carolina sugiere los siguientes ingredientes: Identidad flexible, Tolerancia, Empatía, Objetivo de vida y Bienestar son los ingredientes de la preparación que sugiere Carolina.

“Todas las personas a lo largo de la vida deben construir su identidad y al mismo tiempo destruirla y flexibilizarla, ya que el mundo está en constante cambio y debemos avanzar con éste. Sólo así lograremos mayores y mejores relaciones sociales y humanas”, plantea la estudiante UVM como primer paso.

“La idea de superioridad frente a los demás sólo genera odiosidad y limita a las personas al crecimiento personal. Lo mejor sería pensar en juntar las ideas de los demás y las mías y construir ideales sociales y despersonalizados”, agrega.

El segundo paso es agregar empatía. “¿Me gustaría sufrir acoso callejero por ser homosexual?, ¿Cómo podrían sentirse los mexicanos con la construcción de un muro?, ¿Cómo contribuyo con lo que está pasando en el mundo? Depende de nosotros comenzar con el cambio, enseñando a las nuevas generaciones a ponerse en el lugar del otro”, propone Carolina.

“Ser padres, grandes novelistas, el cantante más recordado, un gran hijo o el alma de las fiestas. Todos tenemos un objetivo en nuestras vidas, que cambia con el ciclo de la vida, con la globalización, con las nuevas emociones”,  dice la futura psicóloga como tercer paso.

“Por último, para adornar nuestro pastel, no podemos dejar afuera el bienestar, un ingrediente que reúne todo lo que las personas necesitamos para nuestra calidad de vida”, termina la receta.

Objetivo de vida

Aunque dice tener varios objetivos en la vida, la estudiante UVM dice que para ella, el principal es “hacer todo lo que pueda por mi hija (Rafaela, de 1 año 7 meses). Estoy estudiando para trabajar, para ser una profesional que pueda contribuir en la vida de las personas, pero no quiero vivir para trabajar… Quiero ser feliz y hacer feliz a mi familia”.

Y ante la pregunta sobre si hoy es feliz, Carolina es taxativa. ”Soy feliz, tengo una tremenda red de apoyo a nivel familiar, en la universidad, con mi novio –me voy a casar-. Yo entré embarazada a la universidad, tuve un embarazo de alto riesgo, pero igual salí adelante.  Y hoy día a día, como mamá, me veo muy reflejada en lo que me enseñaron mis papás”, puntualiza.

Agua Santa 7055, sector Rodelillo, Viña del Mar. Políticas de Privacidad