Noticias y Actividades

Carlos Isaac, Nuevo Rector UVM: “Queremos prepararnos para el Chile del Futuro”

Universidad Viña del Mar
11 de octubre de 2017

Una larga trayectoria en gestión educativa posee el nuevo Rector de la Universidad Viña del Mar: Carlos Isaac Pályi, Ingeniero Civil de Industrias de la Universidad Católica de Chile y M.S.C. in Foundations of Advanced Information Technology del Imperial College Universidad de Londres, se ha destacado como académico de pre y posgrado de la PUC durante más de 20 años, y como Vicerrector Académico y Vicerrector Económico de DUOC UC, entre otras muchas funciones ligadas al área de la Educación Superior.

Desde su arribo a UVM como prorrector, ha centrado sus esfuerzos en el cumplimiento del plan estratégico institucional, así como también en la generación permanente de lazos con los distintos estamentos. Hoy como máxima autoridad de la institución, Carlos Isaac presenta los principales énfasis de su gestión,  a la vez que hace una crítica al actual estado de la Reforma de la Educación Superior.

Universidad Regional

“En la línea de la universidad regional que somos, vamos a profundizar los lazos y el trabajo que desarrolla la universidad con sus comunidades, estar en sintonía con los programas de gobierno locales, tanto a nivel regional como comunal, y trabajar en conjunto para el desarrollo de la industria. Esto también debe ser parte de la formación de nuestros estudiantes: entendemos a la región como una extensión de la sala de clases”, asevera el Rector.

¿Cuáles son los beneficios de ello?

“Principalmente son dos: por una parte, está la búsqueda de beneficios mutuos entre los actores privados, sociales y públicos de nuestro entorno y, por otra, esta vinculación se desarrolla para nutrir y retroalimentar la calidad y pertinencia de las actividades relacionadas con docencia e investigación”.

“Es por ello que hago un llamado a toda la comunidad de directivos, académicos, colaboradores y estudiantes de la UVM para que tomemos mayor protagonismo en todas las agendas y desafíos que nos convoca el entorno institucional, tanto en los ámbitos regional como nacional”, agrega.

Sin embargo, hay otros desafíos nacionales que la UVM debiera abordar…

“Por supuesto, y eso tiene que ver con prepararse para el Chile del futuro. Hoy día estamos acostumbrados a que las áreas del conocimiento estén muy en silos, sin conexión entre ellas, pero lo que viene es la necesidad de profesionales que se manejen de manera más transversal, integral y flexible, en distintos ámbitos”.

“En ese sentido, hay que revisar muy bien los perfiles de egreso pensando en lo que requieren los profesionales del futuro, y cuáles son las metodologías que se van a utilizar para esa formación. Ello exigirá y tensionará a nuestras escuelas a romper las barreras que impone cada disciplina, buscando la transversalidad entre las distintas áreas del conocimiento para alzarnos como un modelo de sociedad colaborativa”, complementa.

¿Cómo se hará cargo la UVM de que, hoy por hoy, la titulación universitaria no siempre permite el acceso al mercado laboral?

“Allí es clave relevar el rol de la innovación y el emprendimiento como pilares para el desarrollo integral de nuestros profesionales. Por eso, queremos crear entornos propicios para innovar y emprender, generando vínculos con la industria local, nacional y extranjera y estableciendo una relación tripartita entre Educación, Empresa y Estado  (3E). Ello es trascendental además para la sostenibilidad de las casas de estudio”.

Por otra parte, los cambios sociales y demográficos implican la posibilidad de que nuevos actores requieran de alternativas de educación superior. ¿Cómo se prepara la UVM para estos nuevos escenarios?

“Estamos pensando en los nuevos perfiles de estudiantes. Queremos entregar oportunidades de estudio a las personas que están en la tercera edad y que aún tienen mucho que entregar, y en ese sentido, estamos próximos a lanzar el Programa Universidad del Adulto Mayor, que contempla desde talleres hasta Diplomados en distintos ámbitos del conocimiento.  Por otra parte, estamos innovando en los formatos, flexibilizándolos, incorporando componentes online y creando programas de continuidad de estudios”.

Rasgos distintivos

“La inclusividad es y seguirá siendo un rasgo distintivo de nuestra casa de estudios. Ésta tiene varias dimensiones, pero una de las más relevantes es la diversidad de estudiantes que atendemos, algo que nos fortalece como institución, que mejora nuestros procesos educativos, a la vez que nos impone más desafíos: recibir a alumnos con distintas historias, con distinto capital social y cultural, nos exige prepararnos de manera adecuada para formarlos de manera integral, como personas y como profesionales que puedan aportar a la sociedad chilena”, dice el Rector.

“Finalmente, queremos seguir potenciando el deporte, no solo a nivel competitivo, sino que también vinculado a formas de vida saludable. A nivel de educación superior en Chile, lamentablemente, las universidades han sido la tumba de los deportistas; sin embargo en UVM tenemos la convicción de que el deporte debe ser parte del proceso de formación de los jóvenes. Hemos tenido grandes éxitos deportivos a nivel nacional, y los vamos a seguir teniendo, pero también incorporaremos políticas que permitan ampliar el impacto del deporte a nivel formativo”, puntualiza.

Críticas a la Reforma de Educación Superior

A días de asumir su cargo, el Rector Isaac fue convocado a una sesión ordinaria de la Comisión de Educación del Senado para dar cuenta de su perspectiva de la Reforma de la Educación Superior. Éstas son sus principales aseveraciones:

“Estamos de acuerdo en la necesidad de una reforma en esta materia, pero creemos que su forma actual pone en riesgo algunas de las fortalezas del sistema actual”.

“La reforma no tiene un foco en la calidad ni reconoce el rol que han tenido las universidades privadas en el desarrollo de la Educación Superior y por ende del país”.

“Creemos en un modelo de provisión mixta entre privados y estatales; el crecimiento que ha tenido la educación superior en los últimos 20 años ha sido sobre la base de las universidades privadas, que le han dado oportunidades a muchas familias chilenas que antes no tenían acceso a educación superior”.

“El apoyo tiene que ser para todos los alumnos, independientemente de la institución donde ellos estudien. Ellos debieran tener la libertad de ver qué y dónde estudiar, pero a través de la gratuidad, la reforma genera una discriminación negativa hacia instituciones como la nuestra”.

“La reforma no habla de innovación, del desarrollo del capital humano que el país necesita, de cómo mejorar la calidad de la educación superior… no habla del rol fundamental que cumplen las universidades regionales”.

“La reforma es castigadora, estandariza, le gustaría que todas las universidades fueran iguales, y lo que logra con eso es nivelar hacia abajo.

“Estamos de acuerdo con la creación de la Superintendencia de Educación Superior. En el clima de desconfianza que hay hoy día, creo que va a hacer bien. Sin embargo, hay bastante acuerdo en que no debe ser una superintendencia orwelliana que revise y fiscalice exacerbadamente”.

Agua Santa 7055, sector Rodelillo, Viña del Mar. Políticas de Privacidad