Noticias y Actividades

Premio Nacional de Historia 2016 conversa con alumnos de la Carrera

Universidad Viña del Mar
9 de diciembre de 2016

Julio Pinto cuenta con vasta trayectoria docente y bibliográfica


premio-nacional-historia

¿Cómo se hace un buena investigación historiográfica?, fue una de las preguntas centrales, que alumnos de la Carrera de Pedagogía en Historia y Ciencias Sociales de la UVM formularon al Premio Nacional de Historia 2016, Julio Pinto Vallejos, invitado especialmente a la “Conversación sobre los usos públicos de la historia”, organizado por la Carrera.

Pinto tiene una reconocida labor en la formación de generaciones de historiadores, además de múltiples publicaciones, como “Expansión minera y desarrollo industrial: un caso de crecimiento asociado”; “Desgarros y utopías en la pampa salitrera: la consolidación de la identidad obrera en tiempos de la cuestión social”, y “Luis Emilio Recabarren: Una biografía histórica”, entre otros.

Ante la consulta, el Premio Nacional de Historia, estableció que para hacer una buena investigación historiográfica, “debe partir de una pregunta que a uno le obsesione y requiera una respuesta y formularla lo más claramente posible. El segundo paso, es saber qué se ha hecho entorno a este tema y lo tercero –que es lo que distingue al historiador de otros cientistas sociales- es que las respuestas a esas preguntas no se encuentran en el intelecto de la persona (historiador), hay que salir obligadamente al mundo de las fuentes, al exterior”, recalcó el Pinto, agregando en este sentido “que la historiografía no es una operación especulativa como la filosofía, ya que no se obedece a la imaginación sino a las distintas fuentes”, recalcó.

dsc_9072-copia

En este marco, los alumnos consultaron el cómo ser un buen historiador. “Lo más importante es tener una enorme curiosidad por el mundo que te rodea…. Todo parte desde ahí”.  “El pasado,  desde el día de ayer, hasta los inicios de los tiempos”, es la mayor riqueza que tiene un historiador…y entender que tomando elementos del pasado podemos esclarecer e iluminar hechos del presente”, enfatizó Julio Pinto. “Estoy seguro que la historiografía es una disciplina empírica, donde debemos justificar nuestros juicios con argumentos.  Hay un compromiso con la verdad, que  es un requisito fundamental de un buen historiador”.

A su vez, se le consultó, ente otros temas, sobre su evaluación de la historiografía chilena en los últimos 25 años, ante lo cual explicó que “sin duda desde los 90 ha habido una ebullición de la investigación histórica. Se ha profesionalizado nuestra disciplina y se ha entendido que se estudia Historia no sólo para ser profesor, sino también un investigador”.  A esto se agrega – según Pinto – que a diferencia de épocas anteriores, hay una multiplicad de paradigmas, escuelas y corrientes, que dan más espacio para la creatividad”.

Agua Santa 7055, sector Rodelillo, Viña del Mar. Políticas de Privacidad