Noticias y Actividades

Mascotas obesas, problemática que va en aumento

Universidad Viña del Mar
3 de marzo de 2016
mascotas-obesidad

Un kilo de sobrepeso para ellos es equivalente a 13 kilos de más en una persona

Son los regalones de la casa, los mimamos y cuidamos como verdaderos reyes, para ellos el mejor premio es la comida, pero… ¿qué tanto daño le hacemos a nuestras mascotas con cada regaloneo?
¿Sabía usted que en Chile existe un 20% de obesidad en los animales domesticados –perros y gatos- y que estas preocupantes cifras van en aumento debido a la irresponsabilidad de los mismos dueños? Nuestros regalones no absorben de igual manera los alimentos que nosotros, por lo que darles lo mismo que comemos es un gravísimo error que podría dañar su hígado e incluso acortar la vida de su mascota.

La veterinaria Carolina Álvarez –en una exposición dada a futuros profesionales UVM- entrega además un dato preocupante: “un cuadradito de chocolate en nuestra mascota equivale a cinco hamburguesas en nosotros (…) y su nivel de toxicidad es sumamente alto. Está estrictamente prohibido”.

Sólo pellets

Otro de los factores que indicen en la malnutrición de nuestras mascotas es la comida casera. “Muchas veces tendemos a pensar que les estamos danto algo sano –verduras, por ejemplo-. Sin embargo, la espinaca o la acelga tienen altos grados de toxicidad en su estado crudo, y son absorbidos rápidamente por el animal”, explica la profesional.

Gabriel Miranda, jefe del Hospital Clínico Veterinario de la Universidad Viña del Mar (UVM) es aún más categórico: hay que evitar darles alimentos con alto contenido graso y con exceso de almidón –como las papas y el arroz-, pues las mascotas no tienen una buena metabolización de ellos. Para él siempre debiese privilegiarse el alimento comercial – pellets- ya que “hasta el más barato de todos es mejor que la comida casera para nuestras mascotas, pues por ley deben cumplir con estándares nutricionales internacionales”.

¿Cómo saber que mi mascota está con algunos kilitos de más? A simple vista es fácil determinarlo. La Dra. Carolina Álvarez nos da un buen dato: “si uno lo mira de arriba hacia abajo se debe notar una cintura. Si les notamos las costillas o se ven a simple vista, ése es un claro índice de desnutrición (acá descontamos a los perros que por raza tienen esa fisonomía como los galgos o los bóxer). Ahora, si vemos que es como un paté, está más que claro que está con sobrepeso”.

Además la especialista recomienda tener ojo con el pelaje, “si notamos que pelecha mucho, eso puede ser porque algo anda mal. Puede que tenga mala nutrición o paracitos”, concluyó la veterinaria.

Enfermedades asociadas

El problema de la obesidad en nuestras mascotas es que además trae consigo- al igual que en las personas- muchas enfermedades, que pueden incluso llevar a la muerte prematura de nuestro regalón.

“Un perro puede vivir muchos años con obesidad, eso no es un factor de muerte. Lo que sí puede incidir en la vida de nuestras mascotas son las enfermedades asociadas al sobrepeso” comenta Víctor Ahumada, jefe de la carrera de Medicina Veterinaria de la UVM.

Pancreatitis, Hipotiroidismo, Diabetes Mellitus tipo 1, e incluso enfermedades cardiovasculares son algunas de la consecuencias más preocupantes de la obesidad. ¿La más común?: “Al igual que las personas, un perro con sobrepeso se verá más afectada su parte osteoarticular. Un paciente que ya tiene una patología como la displasia no puede estar con sobrepeso”, explica el Dr. Miranda.

La solución: Dieta estricta

Los dueños son los grandes culpables de la obesidad en las mascotas. Los acostumbramos a pedir comida en horarios inadecuados y muchas veces les damos un poquito más para dejarlos contentos.
La dependencia que tienen hacia nosotros las mascotas hace que cambiar los hábitos alimenticios sea aún más fácil: “si los dueños se comprometen a seguir con las indicaciones de un médico veterinario debiésemos ver cambios nutricionales importantes en un animal que está con obesidad. Ellos comen dependiendo de lo que nosotros les damos, por lo que la responsabilidad del estado físico de ellos recae en el humano” comentó concluyó la Dr. Álvarez.

Por su parte, el jefe del Hospital Clínico Veterinario de la UVM, Gabriel Miranda, recomienda verificar si existe una enfermedad que incida en el aumento de peso, eliminar por completo los picoteos y establecer horarios y raciones de alimento: “tienen que ser entre 4 a 2 raciones diarias de comida. Si yo le doy una vez al día el perro va a tender a engordar ya que saben que viene un periodo de ayuno de un día por lo que acumulan más tejido graso. Ellos están genéticamente adaptados a eso. Además debe ir complementado por ejercicio” concluyó.

Agua Santa 7055, sector Rodelillo, Viña del Mar. Políticas de Privacidad