Noticias y Actividades

Ley de Unión Civil v/s matrimonio

Universidad Viña del Mar
3 de marzo de 2016
union-civil

Seminario UVM analizó los alcances de la nueva normativa

El próximo 20 de octubre entra en vigencia la ansiada Ley de Acuerdo de Unión Civil (AUC) en Chile. ¿Qué la diferencia del matrimonio civil? ¿Cuáles son sus beneficios y debilidades? Responder éstas interrogantes fue el objetivo del seminario organizado por Derecho de la UVM, dirigido estudiantes y docentes de la carrera.

El encuentro contó con la participación del destacado civilista y académico de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Dr. Álvaro Vidal, quien fue acompañado por los académicos UVM Patricio Aguirre y Andrea Montecinos.

En cuanto a las diferencias entre la nueva ley y el matrimonio, son varias las aristas que se contraponen. “En primer lugar, el Acuerdo de Unión Civil se puede contraer con una persona del mismo sexo. Y en el ámbito de patrimonio de ambos contrayentes, éstos quedan bajo la separación de bienes, a no ser que se pida un régimen de comunidad. Si esto es así, ambos administran estos bienes, a diferencia del matrimonio, donde es el hombre quien lo hace, explicó el Dr. Vidal.

Otra variable está en el ámbito de los deberes morales que establece el matrimonio, como la fidelidad y la cohabitación. En el caso del AUC, éstos no existirían, por lo que no serían causales de divorcio. “Además, en el caso de separación, sólo es necesaria la notificación unilateral vía judicial, solicitando al tribunal de familia que notifique al conviviente, con lo que se entiende por terminado el acuerdo. No hay que esperar un año de cese de convivencia como en el matrimonio”, explicó el experto.

Pros y contras

Múltiples beneficios tiene para el Gobierno de nuestro país el Acuerdo de Unión Civil, el cual puso suma urgencia a este proyecto. Entre ellos se encuentra el perfeccionamiento del reconocimiento institucional de las parejas convivientes, en donde éstas podrán celebrar su unión en las oficinas del Registro Civil, al igual que los matrimonios, cambiando el estado civil de las personas que lo contraen a “conviviente civil”.

Además, está el reconocimiento y protección de las parejas convivientes del mismo sexo, abriendo la posibilidad a éstas de formalizar su unión frente a la ley, la protección de los aspectos patrimoniales asociados a la convivencia, y el reconocimiento en Chile en la categoría de “uniones civiles” a los matrimonios entre personas del mismo sexo celebrados en el extranjero. “Ante la nueva normativa hay que mirar el vaso medio lleno y eso supone que hoy en día las parejas unidas sólo por un vínculo afectivo van a tener una protección jurídica”, afirmó el experto civilista, Álvaro Vidal.

Sin embargo, también existen falencias, y para Vidal la notificación unilateral es una de ellas. “Esta ley habla de una unión afectiva estable y permanente. Los afectos son ajenos al derecho. Pero estable y permanente es precisamente el gran ausente. Este acuerdo se caracteriza por la fragilidad e inestabilidad, ya que termina por la mera declaración unilateral de voluntad de cualquiera de los convivientes sin que sea ni siquiera necesario la notificación judicial”, aseveró.

Por su parte, el académico UVM Patricio Aguirre fue enfático en declarar que “para mí las falencias son muchas y el problema es que la protección que se les pretende dar a este tipo de familias es bastante deficiente y es de otra calidad con respecto a la que se le da las familias matrimoniales”, puntualizó.

Agua Santa 7055, sector Rodelillo, Viña del Mar. Políticas de Privacidad