Noticias y Actividades

“La historia política actual está en deuda”

Universidad Viña del Mar
10 de Abril de 2017

Historiadora Dra. Cristina Moyano en Conferencia Inaugural Carrera Pedagogía en Historia y Ciencias Sociales.


Considerada como una de las precursoras en la narración de la Historia Política actual y con numerosos libros y artículos a su haber en esta materia, la Doctora en Historia y actual vicedecana de investigación de la Universidad de Santiago de Chile, visitó la UVM para inaugurar –a través de una conferencia- el año académico de la Carrera Pedagogía en Historia y Ciencias Sociales.

Charla que concitó el interés de los futuros historiadores, donde Cristina  Moyano se explayó sobre la nueva historia política, sus componentes y desafíos.

¿De qué se trata este nuevo campo de la historiografía?

“En el último tiempo, en el campo de la historiografía ha ido tomando forma lo que se le denomina ‘la nueva historia política’, historia que tiene componentes y características propias y que implican una serie de debates que la cruzan como para identificarla dentro de las corrientes historiográficas contemporáneas”.

¿Y cuáles serían esos componentes de la nueva historia política?

“Lo que yo postulo es que la historia política tiene cuatro puntos cardinales  que los caracterizan –pero que todavía no están constituidos plenamente como para poder identificar claramente el campo-: uno que tiene que ver con una historiografía que aborda  mayoritariamente procesos del tiempo reciente;  la segunda es que tiene un fuerte diálogo con la antropología, con  la sociología y la psicología social. Esto ha implicado que se ha centrado desde esas perspectivas el re pensar las historias de los militantes políticos y las unidades partidarias. El tercero, tiene que ver con  analizar los actores que definen los campos de lo político, donde un eje central  ha sido la historia  de los intelectuales y de las redes. El cuarto y último punto tiene que ver con la historia de los conceptos políticos, es decir la que está centrada en los debates,  que constituyen la experiencia política desde la modernidad hasta nuestros tiempos.

¿Y por qué es relevante en este momento de la historia, considerar el punto de vista que tú planteas para analizarla?

“Porque la historia política tradicional había sido dejada totalmente de lado y desplazada por la historia social y por la historia económica. Recién en los últimos 20 años estamos viendo un renacer, justo cuando la política como práctica comienza a ser fuertemente cuestionada y criticada. Entonces hay una tensión de los historiadores sobre lo político y la política, que tiene que ver justamente con ese sentimiento de crisis, y que por lo tanto, investigarla en el pasado es fundamental para entender la coyuntura del presente”.

En ese contexto ¿cuáles son los desafíos para las nuevas generaciones de historiadores?

“Los desafíos tienen que ver principalmente con construir nuevos diseños metodológicos, apropiados y que te permitan trabajar con una temporalidad cercana. Esto tiene siempre una complejidad mayor,  porque  hay una abundancia de fuentes, de testigos, elementos que están abiertos, que no se han cerrado… los historiadores tienen allí una serie de desafíos teóricos que hoy deben reflexionar”.

Podemos decir que hoy hay una deuda con la historia política…

“Sin duda. Eso se ha ido cubriendo recién en los últimos 20 años a propósito de este renacer  y de la crisis que está viviendo la actividad política…. Crisis que hay que contarla… para entenderla después”.

Agua Santa 7055, sector Rodelillo, Viña del Mar. Políticas de Privacidad