Noticias y Actividades

José Miguel Gatica, académico del Magister en Dirección Tributaria de la UVM: “La reforma tributaria es un terremoto grado 9 para los empresarios”

Universidad Viña del Mar
16 de diciembre de 2016

Profesional asegura que también afectará a los consumidores. “Las empresas tendrán que subir sus precios al menos un 5%”.


jose-miguel

Tras un acuerdo impulsado por senadores de la Alianza por Chile y la Nueva Mayoría, en julio de 2014, el Gobierno aceptó modificar la Reforma Tributaria inicialmente propuesta.

Originalmente, la Reforma planteaba una serie de modificaciones a los impuestos que se cobran en Chile, tanto a empresas como a personas. Sin embargo, la polémica se instauró por el aumento de los gravámenes a las primeras, el cual iba acompañado de la eliminación del FUT. En términos simples: las empresas debían pagar más tributos al Estado, sin importar si las utilidades de una empresa eran retiradas o reinvertidas. Antes no era así. Sólo se cobraba impuestos si los dueños de las empresas retiraban utilidades.

Para José Miguel Gatica, contador auditor y magister en tributación, esta Reforma afecta a absolutamente a todos: desde el pequeño al gran empresario primeramente; y luego a la ciudadanía en general, ya que sus modificaciones –donde el punto central y más importante está en la “onerosa” alza de impuestos- obligarán a las empresas a subir el precio de sus productos y servicios.

“Sin duda es un terremoto grado 8 – 9 para los empresarios”, afirma el Contador Auditor especialista en tributación, quien lidera la cátedra “IVA y Tributación Internacional”, del Magister de Dirección Tributaria que está impulsando la Universidad Viña del Mar, agregando que “es un cambio radical en la forma en que se tributa en Chile”.

Incremento excesivo

Para el académico, el gran problema de esta Reforma es la carga impositiva. “Hay que pensar que hasta hace 6 años, veníamos con una tasa del 17%; hace cinco, subió a un 20%. A partir, del 2017, se incrementará a 25% en el Régimen de Renta Atribuida y a partir de 2018, a 27%en el Régimen Semi integrado … el  cambio es altísimo; ese porcentaje es como casi tener un socio…imagínate”, expuso Gatica.

A nivel de principios tributarios, así como existen los principios de legalidad, igualdad tributaria, también existe el principio de no confiscatoriedad, que dice relación con la no aplicación de tributos desproporcionados, explica el docente. “No vamos a ser tan radicales al decir que el Estado está confiscando los ingresos de las empresas, pero en la medida que los impuestos son más onerosos, más nos acercamos a esta afirmación. Pensemos, por ejemplo, que en el sistema B (Sistema de retiro parcialmente integrado), la tributación total puede llegar a un 44,45%”, recalca.

Nuevos Regímenes Tributarios

Sistema de Renta Atribuida.  Es un régimen de tributación que establece que los dueños de las empresas deben tributar en el mismo ejercicio por la totalidad de las rentas que generen las mismas, independiente de las utilidades que retiren. Una de sus características principales es que los socios, accionistas o comuneros tendrán derecho a utilizar como crédito imputable, contra sus propios impuestos, la totalidad del Impuesto de Primera Categoría pagado por tales rentas. Asimismo, los socios, accionistas o comuneros con domicilio o residencia en Chile, deberán pagar el Impuesto Global Complementario con una tasa progresiva que va entre el 0% y el 35%. En tanto, las personas con domicilio o residencia en el exterior, deben pagar el Impuesto Adicional con tasa de 35%.

Sistema semi integrado. Régimen de tributación que establece que los dueños de las empresas deben tributar sobre la base de los retiros efectivos de utilidad que realizan desde éstas. Sin embargo, a diferencia del régimen de renta atribuida, los socios, accionistas o comuneros tendrán derecho a imputar como crédito un 65% del impuesto de Primera Categoría pagado por la empresa respectiva. Se debe pagar un Impuesto de Primera Categoría con tasa de 25,5% durante el año comercial 2017 y con tasa de 27% a partir del año comercial 2018 en adelante.

¿A quién va dirigido uno y otro?

“La ley lo tiene dirigido: las empresas que están conformadas sólo por  personas naturales y que no sean sociedades anónimas,  pueden optar entre un régimen y otro; las sociedades anónimas  y aquellas empresas que tienen uno o más socios  personas jurídicas, pueden tributar sólo en el régimen B”.

El tema –según el contador auditor– es que independientemente del Régimen, “la Reforma Tributaria los afecta sobremanera y negativamente. Incluso, ya hay estudios que muestran que la Reforma Tributaria con su mayor carga impositiva, desde que se inició el 2014 de manera provisoria, para entrar el 2017 a un régimen full, ha implicado que el PIB ha disminuido en un 1%, que significa 300 millones de dólares menos… qué más negativo que eso para el país”, recalca el profesional.

Además, explica José Miguel Gatica, hay un tema de expectativas, “ya que a los efectos de mayor carga tributaria, se suma el que el empresario no está invirtiendo, lo que también impacta al empleo”, agrega.

Concluye entonces que es una Reforma pensada por y para el gobierno para acaparar más recursos para su otra Reforma y no pensada en la economía local…

“Claro. La Reforma se pensó para financiar la Educación gratuita…. Y ya sabemos lo que ha pasado con eso… que no alcanzaron los dineros. Claramente subir los impuestos es un desincentivo a la inversión… lo que va a pasar acá y te lo digo con certeza, es que los empresarios tendrán que subir paulatinamente sus precios al menos en un 5%”, explica: “a mayor carga tributaria, menor flujo, y eso la empresa tiene que recuperarlo para que siga operando. Y para que no tenga que despedir personal o tomar otras medidas, sí o sí deberá subir sus precios”.

“En este sentido, serán las exportadoras las que más se van a ver perjudicadas, porque no es llegar y subir el precio. Ellas compiten con el resto del mundo,  y el resto del mundo no está subiendo los impuestos… entonces ahí se está generando también un tremendo problema”, agrega Gatica.

Impacto en los empresarios y consumidores que también ya se visualiza en el ámbito inmobiliario. En palabras simples, indica el profesional, “antes de la Reforma, en la actividad inmobiliaria, se gravaba sólo la construcción de la vivienda y no la venta de la misma. Con la Reforma, ambas acciones deberán pagar un impuesto, lo que sin duda, finalmente, se traspasa al comprador”, enfatiza.

Para José Miguel Gatica,  esta Reforma tiene una muerte anunciada… “si queremos recuperar la economía del país, esta reforma deberá tener nuevas modificaciones”, sentencia el profesional.

Más información acerca del programa en sección Postgrados UVM

Agua Santa 7055, sector Rodelillo, Viña del Mar. Políticas de Privacidad