Noticias y Actividades

Intercambio estudiantil: Un rasgo diferenciador

Universidad Viña del Mar
26 de abril de 2017

Joven arquitecto nos cuenta su paso por UVM y los diferentes programas de movilidad internacional en los que participó durante su vida universitaria.


Miguel Malle Lechuga (25) es estudiante de la carrera de Arquitectura de la Universidad Viña del Mar (UVM). Para él fue algo natural estudiar esta carrera… siempre le gustó desde pequeño. Hoy, cuando está ad portas de recibir su título profesional, nos cuenta cómo fue su paso por nuestra institución y hace un recuerdo de sus vivencias universitarias.

Para este joven santiaguino, hay dos aspectos diferenciadores de esta casa de estudios. “En UVM y en particular en la carrera de Arquitectura, tenemos una gran cercanía con nuestro jefe de carrera y profesores, siempre están ahí para nosotros. Además, destaco la vinculación con el medio que tiene la carrera, la cual se hace muy evidente con el taller Europa que es parte de la malla curricular”, comenta Malle.

Pero esta experiencia de internacionalización específica de la carrera  -que permite a los estudiantes visitar el viejo continente durante un mes para conocer experiencias arquitectónicas y urbanas, que luego sean replicables en la Región de Valparaíso- no  es la única que ha vivido Miguel.

Conociendo el mundo

El intercambio estudiantil y posibilidades de conocer otras culturas, vivencias y experiencias profesionales son sin duda una posibilidad que nutre a cualquier futuro profesional. Esto bien lo sabe Miguel, quien desde sus primeros años universitarios se interesó por la movilidad internacional y participó de varias instancias promovidas por la Universidad Viña del Mar a través de la Dirección de Cooperación Internacional.

“Primero, en 2012 participé en el Artfest, en la Santa Fe University of Arts and Design, en Nuevo México, Estados Unidos. Fueron tres semanas intensas de talleres de arquitectura y clases de inglés, una experiencia enriquecedora para cualquier estudiante”, dice el joven.

Luego, en 2014 vino el Taller Europa, y en 2015, siguió un intercambio por un año en San Diego, California, en la NewSchool of Architecture and Design. “Ahí completé mi quinto año de carrera, hice mi tesis y practiqué mi inglés; fue sin duda la mejor de las experiencias de este tipo que he tenido” afirma.

Sobre si recomendaría esta experiencia internacional Miguel es enfático… “Creo que es una de esas cosas que hay que hacer para entender. Te enfrentas a lo desconocido y de eso se aprende mucho. Yo me fui solo, sin amigos ni compañeros y, a pesar de hablar inglés antes de irme, es distinto aprender y estudiar en otro idioma. Además me fui por un año entero, pero al final es una experiencia que no se olvida y de la que no me arrepiento”, puntualiza.

Además, este pronto titulado UVM, reconoce que sin duda alguna tener este tipo de vivencias es un potencial que se destaca por sobre otro profesional, y que “demuestra que eres capaz de adaptarte, de desenvolverte en ambientes diferentes y sobre todo, que puedes lograr lo que te propongas”, concluye.

Novedades

Ver más Noticias

Agua Santa 7055, sector Rodelillo, Viña del Mar. Políticas de Privacidad