Noticias y Actividades

Fomentando la adopción de animales sin hogar

Universidad Viña del Mar
22 de julio de 2016
caza-perros-vagos WEB WEB

La adopción de mascotas es una tendencia cada vez más común en nuestro país. La gran cantidad de perros vagos que pasean por nuestras calles hace que éste sea un problema país.

De acuerdo al Colegio Médico Veterinario, en Chile hay un perro por cada cinco personas, es decir, 3,2 millones de animales sin un dueño responsable. Es por eso que múltiples asociaciones animalistas promueven la adopción y tienen como fin principal darle un hogar a aquellos denominados “mejor amigo del hombre”.

Al momento de adoptar hay múltiples factores que se deben tener en cuenta. Espacio adecuado para el animal, procesos de adaptabilidad en su entorno y tener claro con quién convivirá la mascota son esenciales para generar un ambiente propicio, tanto como para él como para sus futuros dueños.

El Dr. Gabriel Miranda, Director del Hospital Clínico Veterinario de la Universidad Viña del Mar y especialista en Animales Pequeños, nos entrega algunos consejos al momento de adoptar a una mascota, especialmente cuando existen niños al interior del hogar.

“Para mí y pensando en el tema de fomentar su responsabilidad, los animales más recomendables son los perros.  Existen razas que tienen un buen temperamento y para los niños es más fácil de manejar”.

imagesAsimismo, el médico veterinario es enfático en declarar que siempre es necesario realizar un análisis etológico –estudio del comportamiento de los animales en sus medios naturales- a la futura mascota para descartar trastornos de conducta.

“Todo perro que sea dado en adopción, especialmente los de calle y mayores debe ser evaluado por un etólogo para que descarte que no tiene ningún tipo de trastorno desde el punto de vista del comportamiento o de conducta que pueda significar –bajo ciertas condiciones- un riesgo para la familia. Hay perros que uno no sabe lo que han vivido en la calle y tienen miedo, y su respuesta es el mordisco o ataque, no porque sean agresivos sino como mecanismo de defensa”.

Dar responsabilidad

Una mascota implica siempre responsabilidad. Hay que establecer horarios de comida, juegos, paseos, cuidado, aseo, etcétera. Algunas de estas responsabilidades, según el especialista, pueden ser realizadas perfectamente por los más pequeños de la casa.

“Es muy importante que los niños participen de los procesos de alimentación de cada mascota. Nosotros, al alimentarlos, estamos ejerciendo una dominancia sobre el perro. Hay que entender que cuando uno adopta a una mascota, ellos vienen con cosas propias de su naturaleza y nosotros los estamos adaptando a vivir en base a nuestras reglas. Tenemos que aprender a comunicarnos con ellos y establecer una jerarquía. Una de las mejores maneras para delimitar esto es la alimentación:  nosotros le damos alimentos en la hora que nosotros establecemos y los niños tienen que participar de esto para que el perro entienda que jerárquicamente está sobre él”, concluyó Miranda.

Agua Santa 7055, sector Rodelillo, Viña del Mar. Políticas de Privacidad