Noticias y Actividades

Ex alumno propedéutico se convierte en investigador

Universidad Viña del Mar
5 de septiembre de 2016

Actual estudiante de odontología, cuya trayectoria académica incluye su trabajo como tutor, integrante del centro de alumnos, iniciará interesante estudio gracias a los Fondos Internos de Investigación (FII) de la Universidad Viña del Mar.


ulises web portada

“Cuando ingresé a Odontología me quedó muy grabado lo que me dijo la Jefa de Carrera: para ser un buen alumno no sólo basta sacarse buenas notas, sino también debes ser un aporte a la Universidad, hacer crecer la Carrera”. Así, recuerda su incorporación a la UVM Ulises Reyes Ortiz, hoy un ejemplo de superación y de hacer carne lo que en su momento la docente le señaló.

Ulises era uno de los mejores estudiantes del Liceo Eduardo de la Barra en Valparaíso. Ingresó al Programa Propedéutico en 2013, lo que le permitió conocer un año antes, el mundo universitario. Su empeño y disciplina le permitió seguir en camino e ingresar directamente a la carrera que él quería. Pero literalmente “él quería más” –ser un aporte a la Universidad-,  y por eso posteriormente postuló y quedó seleccionado como tutor estudiantil, labor que realiza hasta el día de hoy en el área de Ciencias Básicas.

Fue parte del centro de alumnos y variadas actividades, y hoy más entusiasmado que nunca está ad portas de convertirse en investigador.

Innovador proyecto

“Efecto de la Calmodulina en la desmineralización del diente. Propuesta como agente irrigante en los tratamientos de conductos en endodoncia”, se denomina el proyecto recientemente financiado por los Fondos Internos de Investigación de la UVM.

DSC_6946 copia

Estudio propuesto por Ulises, junto al profesor guía Jonny Gaete, “con el fin de investigar y obtener conclusiones de un aspecto que nunca se ha estudiado”, indica Ulises. En definitiva, explica, “es saber si la enzima calmodulina, que es producida por el cuerpo y que está encargada del metabolismo del calcio, puede utilizarla en la endodoncia, específicamente como irrigante en tratamientos de conducto”, señaló.

De hecho, tema muy ad hoc en el contexto odontológico, porque actualmente existen ciertos cuestionamientos a los irrigantes (productos no endógenos). “La gracia de la calmodulina es que es un agente biocompatible, que no produciría reacciones adversas como otros irrigantes”, explicó Ulises Reyes.

Ya en esta etapa de investigador y en 3° año de Odontología, UIises recuerda con cariño su paso por el Propedéutico… “fueron muy acogedores y todo lo aprendido me sirvió mucho para mi posterior desarrollo (…) hoy miro con gusto cómo ha crecido el Programa. Cuando yo entré éramos 40… hoy superan los 140. Es una gran alegría”, puntualizó.

Agua Santa 7055, sector Rodelillo, Viña del Mar. Políticas de Privacidad