Noticias y Actividades

Emotiva ceremonia de investidura académica

Universidad Viña del Mar
18 de agosto de 2017

Más de 60 docentes recibieron oficialmente su traje académico que reconoce el desarrollo de su carrera dentro de la Universidad.


Del Latín Investire, investir significa conferir una dignidad o un cargo honorífico a una persona. Hito que se enmarca en una de las más antiguas costumbres universitarias y que desde sus orígenes ha sido símbolo de identidad y dignidad del cuerpo académico de toda institución, tradición a la cual se suma hoy nuestra Universidad.

Tradición que se hizo carne este 17 de agosto al desarrollarse, por primera vez en la historia de la UVM, una ceremonia de investidura académica. Un acto solemne, lleno de emotividad para el cuerpo docente y que a la vez consolida una nueva etapa de desarrollo de la carrera académica en la universidad -la jerarquización-,  proceso impulsado hace ya 3 años.

La ceremonia fue presidida por el Rector Juan Pablo Prieto, el Vicerrector Académico, Marco Vega, y la Secretaria General, María José Contreras, quienes cumplieron con todas las normas de lecturas de resoluciones y otros, que dan por establecido este nuevo proceso académico.

En sus palabras, Juan Pablo Prieto, recalcó que se ha ido constatando que el profesor universitario debe realizar crecientes y más complejas tareas, ya no sólo dictar clases, también colaborar en la gestión, buscar recursos, integrarse a procesos de innovación docente, atender estudiantes de perfiles inéditos, usar eficazmente las nuevas tecnologías, preparar proyectos, publicar, relacionarse con las empresas, negociar contratos y patentar. A fin de cuentas, la academia es una profesión exigente y crecientemente diversa, que nos impulsa a estar permanentemente preparados, al día en nuestros conocimientos y competencias, en un sistema competitivo y con estudiantes que requieren de toda nuestra creatividad y capacidad”, indicó.

Y en este contexto, en que la jerarquización académica se hizo necesaria, señaló Juan Pablo Prieto, “como una forma de buscar constatar en base a evidencias y con juicio experto, los méritos individuales y luego enmarcarlos en las definiciones del Reglamento de Jerarquización”.

En definitiva, de acuerdo con el Reglamento de Jerarquización Académica, aprobado por Resolución de Rectoría N°29 de 2011, este proceso tuvo por objetivo la instalación de una Carrera Académica, mediante la cual cada docente tenga el derecho y el deber de progresar en su carrera de acuerdo a sus méritos académicos y productividad en docencia, investigación-creación artística, vinculación con el medio o gobierno universitario.

Jerarquías

 El primer proceso de jerarquización académica, según el Reglamento que la rige, fue conducido por una comisión ad-hoc, presidida por el vicerrector académico Marco Vega López e integrada por el Director General Académico Patricio Canala-Echeverría Vergara, y tres profesores designados por el Consejo Académico: profesores Patricio Madariaga Araya, de la Escuela de Educación, Carl Will Politt, de la Escuela de Ciencias Veterinarias, y Joaquín Bustamante Maillard, de la Escuela de Arquitectura y Diseño. Todos ellos, recibieron un reconocimiento de parte del Rector Prieto, por la extensa y comprometida labor realizada en este ámbito.

De acuerdo con nuestra normativa, después del punto de partida que es el  instructor, existe un primer nivel de jerarquización, que es el profesor (a) asistente, “aquél que mediante su desempeño académico en docencia, en investigación, creación artística o en extensión académi­ca, constitu­ye un aporte para el desarrollo de su respectiva Unidad Académica”.

Luego se encuentra el profesor (a) asociado(a), definido como “aquél que  demuestra un conocimiento avanzado en su área de trabajo, lo que se expresa objetivamen­te en su desempeño académi­co con independencia y originali­dad en funciones de docen­cia, investigación-creación artística, vinculación con el medio o gobierno universitario”.

Y por último, el grado más avanzado es el profesor(a) titular: “aquél a quien se le reconoce excelencia en su trabajo académico, con dominio de los funda­mentos de la disciplina y con autonomía y reco­nocimiento de sus pares”. Jerarquías que se vieron reflejadas en los trajes académicos, los cuales fueron estrenados en esta significativa ceremonia.

En la ocasión, el profesor Titular de la Universidad Viña del Mar, Patricio Ortuzar se dirigió a los presentes en representación de los docentes jerarquizados. “Para mí es muy especial este reconocimiento, indicó, que permite reflexionar en varios aspectos: este es el inicio de un camino que la UVM se ha propuesto para que sus académicos se proyecten; es un paso a la vez para que esta Universidad sea reconocida; y tiene también todo un simbolismo personal”, agregó Patricio Ortuzar. “Debemos contemplar que nuestro trabajo es vocacional, se inicia con la formación de estudiantes a formar discípulos; de adquirir redes a luego generarlas; de cumplir objetivos personales a elaborar objetivos institucionales. Respeto, vocación y amor son los inspiradores de este trabajo y un reconocimiento como la jerarquización es una responsabilidad ante la comunidad universitaria y a la vez un derecho y un incentivo a seguir creciendo”, acotó el profesor Titular.

Agua Santa 7055, sector Rodelillo, Viña del Mar. Políticas de Privacidad